martes, 16 de febrero de 2010

Los efectos de la crisis de 1929

Por lo tanto, la nación entró vacilante al segundo invierno de la depresión y el desempleo comenzó a volverse una forma de vida (...). Pero el frío era terrible en las viviendas sin calefacción, en las posadas que olían a sudor y desinfectantes, en los parques, en los furgones vacíos y a lo argo de los muelles. Sin dinero para el alquiler, los hombres sin trabajo y todas sus familias comenzaron a levantar barracas donde encontraban tierra desocupada. A lo largo de los terraplenes de los ferrocarriles, al lado de los incineradores de desperdicios, en los basureros de las ciudades, aparecieron poblados de cartón embreado y hojalata, cajas viejas de empaque y carrocerías de automóvil inservibles. Algunas barracas eran ordenadas y limpias: por lo menos la limpieza era gratuita; pero otras eran de una sordidez que desafiaba toda descripción, con los olores de la pobreza y de la rendición. Símbolos de la nueva era, esas comunidades recibieron muy pronto un hombre sardónico: se las llamó "villas Hoover", y de hecho en muchos casos sólo los afortunados podían encontrar refugio en ellas. Los infortunados pasaban las noches amontonados ante las puertas, en cajas de empaque vacías o en furgones. En las filas de pan y en las cocinas populares,muchas horas de espera traían una escudilla de papilla a menudo sin leche o sin azúcar y na taza de hojalata con café (...). Ese segundo invierno vio a los habitantes de Chicago que escarbaban con palos y con las manos los montones de basura cuando se alejaban los camiones de limpieza.
SCHLESINGER, A. M.: La crisis de orden antiguo. 1919-1933.
-Cuestiones:
1. Haz un breve informe sobre las causas de la Depresión de 1929.
2. Explica las repercusiones sociales de l Gran Depresión.
3. ¿Por qué se denominó a las infraviviendas "villas Hoover"? ¿Qué medidas se adoptaron para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores estadounidenses?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada